Pollo al horno con chiles verdes y cebollas

Para acompañar el pollo al horno con chiles verdes y cebollas, solo hace falta un simple plato de arroz blanco y unos vegetales o una ensalada. Pero si te gusta cocinar, acompaña este exquisito pollo con una coliflor salteada con jengibre, ajo y chiles verdes y un plato de arroz con setas como platos de acompañamiento.

Ingredientes para la salsa

2 cucharadas de puré de tomate
1 cucharada de mostaza de Dijon
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de garam masala
1 cucharada de jugo de limón
½ cucharadita de sal
¼ cucharadita de chile en polvo
100ml de crema simple

Ingredientes para el curry

4 pechugas de pollo deshuesadas y con piel (con un peso aproximado de 560 g)
Sal y pimienta negra recién molida, a gusto
4 cucharadas de aceite vegetal
5 cm de palo de canela
6 vainas de cardamomo, agrietadas
6 clavos de olor
140 g decebollas, cortadas en anillos finos
2.5 cm de jengibre fresco de la raíz, pelado y cortado en rebanadas finas
1-3 chiles verdes, cortados en tiras finas
½ cucharadita de semillas de mostaza negra o amarilla
1 diente de ajo finamente picado
Arroz basmati cocido, para servir

Preparación

Precaliente el horno a 180º C
Poner el puré de tomate en un bol y mezclar con una cucharada de agua.
Agregue todos los ingredientes restantes de la salsa, en el orden indicado, mezclando a medida que avanza.
Extender los pechos de pollo y sazonarlos generosamente en ambos lados con sal y pimienta negra recién molida.
Ponga tres cucharadas de aceite en una sartén antiadherente y colóquela sobre un fuego alto.
Cuando esté caliente, agregue la canela, las vainas de cardamomo agrietadas y los clavos.
Después de diez segundos, agregar las pechugas de pollo en una sola capa y dorarlas ligeramente en ambos lados.
Retire con una cuchara ranurada o espumadera y coloque las pechugas en una sola capa en un plato resistente al horno.
Agregue la cebolla, el jengibre y los chiles verdes a la misma sartén y fríelas en el aceite residual hasta que estén de color marrón dorado.
Retirar con una cuchara ranurada o espumadera y extender uniformemente sobre las pechugas de pollo.
Agregue la restante cucharada de aceite a la sartén. Cuando esté caliente, agregue las semillas de mostaza.
Cuando “exploten” – esto será en sólo unos segundos – agregue el ajo y revuelva, cuando el ajo esté dorado vierta sobre y alrededor del pollo sin desplazar la mezcla de cebolla.
Coloque el plato a prueba de horno, descubierto, en el horno y hornee durante 25 minutos.
Servir inmediatamente con arroz basmati.
pollo rico

Artículos relacionados